Postura y Globalidad. Klga. Mirta Herrlein

Klga. Mirta Herrlein (Argentina).

Desde hace muchos años, los kinesiólogos que trabajamos en reeducación postural global, hablamos de globalidad. Entendemos que esta se refiere a considerar a la persona como un todo, donde no existen patologías aisladas sin que influyan en el resto del cuerpo. Es por ello que encontramos que un problema postural que afecte un pie o una rodilla se verá reflejado en el resto del cuerpo con compensaciones en cadera, pelvis, columna, etc., o que un problema cervical pueda reflejarse en un problema de miembros superiores, en una escoliosis o en una torsión de pelvis. Los procesos dolorosos agudos o crónico, pueden causar una deformación compensatoria que fijada a través del tiempo puede originar un problema postural permanente.

Hasta el momento nuestra globalidad comprende cadenas lesionales osteoarticulares, musculares, fasciales; pero hay otro modo de ver la globalidad, considerando que no solamente somos huesos, articulaciones y músculos, sino que el cráneo, con todas sus estructuras es generador de patología postural, como también lo es nuestro contenido tanto torácico como abdominal.

¿Cómo no pensar en alteraciones posturales como anteversión pélvica, hiperlordosis, cifosis, escoliosis, etc., originados por un proceso visceral anormal?

Consideremos el peso de las vísceras, las presiones internas que originan, la continuidad facial que las envuelve, las sostiene, las relaciona con otros órganos y la da continuidad con la estructura osteomuscular que le da sostén (ya que las vísceras no están sueltas, sino íntimamente ligadas al continente). Un proceso visceral, inflamatorio, espasmódico, disfuncional o quirúrgico, alterará la movilidad visceral normal, pudiendo traer adherencias y restricciones que se transmitirán vía fascial al resto del cuerpo.

De la misma manera que un dolor musculoesquelético, un dolor de origen visceral, traerá una compensación antálgica que se reflejará en la postura. Si esto no es resuelto puede originarse la deformación permanente.

Como rpgista y a través de mis estudios sobre osteopatía visceral, he considerado este problema con resultados muy interesantes.

Este es el caso de una paciente mujer de 33 años que atiendo desde hace un tiempo, que presenta una escoliosis dorsolumbar derecha en “C”, con dolor permanente en cervicales y hombro derecho, con inclinación de cuello a derecha y antepulsión de hombro derecho. En una de las sesiones, haciendo la reequilibración de su curva escoliótica, estando la paciente de pie, ésta refiere dolor en la zona hepática (hipocondrio derecho) que se irradiaba a la región dorsal, cuello y hombro derecho con aumento de las compensaciones. Al ser interrogada sobre problemas hepáticos, menciona haber tenido hepatitis a los 10 años de edad. En esta sesión comencé evaluando la movilidad hepática, encontrando restricción en todos los planos de movimiento.

Si tenemos en cuenta el plano fascial y ligamentario tan importante que une el hígado al diafragma, como es el ligamento coronario y los ligamentos triangulares izquierdo y derecho y el peritoneo posterior, podemos imaginar la tensión que este origina sobre las estructuras óseas que pueden ser deformadas a largo plazo. Su relación topográfica vertebral de D8 a D12, costillas 6ª a 12ª, nivel metamérico D7 a D10, lo conecta ampliamente son la región dorsal. A través de su relación neurológica con el diafragma, nervio frénico, nivel vertebral C3-C4, veremos la relación con el hombro derecho y a través del nervio vago (X par craneal, que lo inerva), continuamos su relación cervicocraneal C0-C2 (agujero occipital, agujero yugular).

Como vemos se completa así un circuito originado en un plano visceral que repercute en forma global en el resto del cuerpo.

Luego del tratamiento visceral efectuado y reevaluando la postura de mi paciente, ambas comprobamos la modificación de la misma y la desaparición del dolor cervical y de hombro,y la disminución de las compensaciones.

De la misma manera que los médicos homeópatas y acupuntores que ven de otra forma la globalidad, incluyendo lo orgánico, lo funcional y lo psicoemocional, nosotros que trabajamos sobre el cuerpo, no olvidemos los problemas viscerales que están intimamente ligados a la estructura.

CONTENIDO-CONTINENTE, UNA FORMULA INSEPARABLE EN EL CONTEXTO DE LA GLOBALIDAD.