Las razones del divorcio: Gimnasia clásica – RPG. Prof. Klgo. Ph. Souchard.

Por Philippe Souchard  Creador del Método RPG http://www.rpg-souchard.com.

Artículo tomado de “Réeducation Posturale Globale – Cahiers Tome I”. Traducción: Mabel Rochwerger

Acabamos de ver que, coincidiendo con los homeópatas y con los acupuntores, la RPG tiene en cuenta el hecho de que cada individuo es único, por lo tanto se dirige a los enfermos y no a las enfermedades.  La RPG busca desde las consecuencias llegar a la causa de las lesiones, y esto necesita, obligatoriamente, el uso de una gimnasia global.  Esto incluye además un aspecto cualitativo por el empleo de posturas activas y progresivas.

Quedando establecidas estas diferencias fundamentales con la gimnasia clásica, no es menos sorprendente tanto para los profanos como para ciertos profesionales, el hecho de que los métodos de reeducación puedan además oponerse técnicamente, lo que supone ipso facto que algunos de ellos estén equivocados.  Esto es aún más sorprendente, en tanto todos pretenden basarse en la anatomía, que no parece prestarse fácilmente a errores de interpretación.

Conviene entonces definir con precisión el punto de partida anátomo-fisiológico, del divorcio entre la RPG y la gimnasia clásica.

Si en el plano muscular, todos concuerdan en separar función estática de función dinámica, las diferencias fundamentales existentes entre los músculos de la dinámica y aquellos de la estática no han sido jamás objeto de un claro análisis.

1.1 Anatomía:

En el plano anatómico, los músculos de la dinámica que producen débiles tracciones, pero grandes desplazamientos, están constituidos por fibras largas y paralelas que prolongan la dirección de los tendones.

Los músculos de la estática, que producen una fuerte tracción para un débil desplazamiento, están constituidos por fibras más cortas dispuestas oblicuamente en relación al eje longitudinal del músculo.  (fig. 1).

Los músculos de la estática son más rojos (mioglobina) que los músculos dela dinámica.  Poseen igualmente una mayor proporción de tejido conjuntivo.

Finalmente, los músculos de la estática reciben su inervación de la motoneurona alfa-tónica, mientras que los de la dinámica la reciben de las motoneuronas alfa-fásicas (Cuadro A).

 

1.2 Inserción:

Los músculos de la estática se insertan a nivel de cada articulación de manera opuesta al pasaje de la línea de gravedad.

Si su rol fundamental es el de ser antigravitatorio, conviene inmediatamente incluir también los músculos suspensores de la cintura escapular, de los miembros y de las costillas (escalenos e intercostales), (fig. 2). Nos damos cuenta que los músculos suspensores de los miembros superiores son los antiguos músculos estáticos de la cuadrupedia, (fig. 3).

 

Entonces, antes de introducir la noción de cadena muscular es necesario separar los músculos antigravitatorios de los otros.  Esto hace que se clasifiquen dentro de los músculos de la estática, además de los conocidos, los suspensores de las costillas y de los miembros superiores.

Queda ahora establecida la bipolarización muscular fundamental en el plano anatómico.

1.3 Fisiología:

El acortamiento potencial de un músculo no debe ser estudiado en función del largo total y del tendón.  La figura 4 permite, en efecto, darse cuenta de que si los dos músculos analizados son capaces de acortarse 1/3, el acortamiento es menor para el músculo de la estática, cuyas fibras musculares son más cortas y los tendones más largos que los del músculo dinámico.

En la intimidad del músculo una interpenetración importante entre actina y miosina facilita la resistencia, mientras que una débil penetración facilita la dinámica.

La experiencia del gato descerebrado de Sherrington (fig. 6), prueba que el tono neuromuscular se encuentra más netamente presente en el seno de los músculos antigravitatorios .

 

Las fibras de los husos neuromusculares se hallan diferenciadas. Las fibras en bolsa son las responsables del reflejo miotático directo. Son activadas por el bucle gamma 1, controlado por la corteza sensorio motriz y la pirámide bulbar. Ellos atañen particularmente a las unidades motoras dinámicas. Las fibras en cadena son activadas o inhibidas por el bucle gamma 2, controlado por el nodo caudal y el globo pálido. Atañen más especialmente a las unidades motoras tónicas (fig. 7).

El conjunto de parámetros resumidos en el cuadro B, prueba entonces que los músculos de la dinámica tienen como rol principal realizar el movimiento, mientras que los músculos estáticos están particularmente destinados a resistir el movimiento.

1.4 Fisiopatología: la separación

Luego de esta breve revisión, es necesario comprender bien que los músculos antigravitatorios, son los responsables de la función estática que están en actividad tónica casi permanente. El tono neuromuscular que en situaciones normales ya es excesivo, es aumentado en caso de agresión. Su aumento afectará más particularmente a los músculos antigravitatorios. Además, una interpenetración anormalmente importante entre actina y miosina aumentan confortablemente la resistencia de los músculos estáticos (ver fig. 5).

Finalmente, la regresión de las estructuras nobles del músculo (miofibrillas) en beneficio de estructuras menos nobles (tejido conjuntivo) favorece igualmente la función estática. Para asegurar, pase lo que pase, su función que es, hegemónica, los músculos antigravitatorios descansan confortablemente sobre un refuerzo de tejido conjuntivo y se sostendrán activamente gracias a un tono neuromuscular excesivamente aumentado.
El devenir patológico de los músculos de la estática, es por lo tanto la hipertonía y la retracción, mientras que el de los músculos de la dinámica será la hipotonía y la relajación.

1.5 Los métodos de reeducación: el divorcio

La gimnasia clásica se basa en la noción indiferenciada de debilidad muscular. En el mejor de los casos la reeducación clásica ejercita los músculos de la dinámica en forma segmentaria en musculación concéntrica, e intenta flexibilizar los músculos de la estática considerados como los más rígidos. Ahora bien, es necesario comprender que esta acción está condenada al fracaso, por el simple hecho de que ejercitar los músculos de la dinámica o elongar pasivamente y parcialmente los de la estática no hace que disminuya la hipertonía permanente de éstos últimos, cuya función es esencial y que son los que detentan el tono.

Una vez vuelto a la posición de pie, el sujeto, retomará la actividad hipertónica anterior de sus músculos antigravitatorios. En el peor de los casos, la gimnasia clásica ejercita los músculos antigravitatorios en musculación isotónica concéntrica, lo que agrava todavía más su fisiopatología de rigidez y de hipertonía.
La Reeducación Postural Global se basa en que la fuerza activa (relación de fuerzas a los estiramientos) de los músculos de la estática tiende a disminuir en beneficio de su resistencia. La debilidad de los músculos de la estática proviene de su hipertonía y de su rigidez y no de su hipotonía. Al mismo tiempo, los músculos de la dinámica se vuelven hipotónicos y relajados.

Debe hacerse entonces, una distinción fundamental entre debilidad de los músculos de la dinámica y debilidad de los músculos antigravitatorios (cuadro C).

1.6 La Reeducación Postural Global:

Puesto que las alteraciones de la estática están ligadas a los músculos antigravitatorios, es a ellos a quienes debe dirigirse la gimnasia de reeducación. Deben ser ejercitados en elongación gracias a posturas de estiramiento activo, en contracción isotónica excéntrica. Por ello, la mano del terapeuta debe estirar muy progresivamente los músculos rígidos e hipertónicos, exigiéndoles una contracción de débil intensidad destinada a resistir dicho estiramiento. Al mismo tiempo, debe realizarse una actividad isotónica concéntrica de los músculos de la dinámica.